Atención vía correo electrónico 24/7
ventas@unimatcorporation.com

HORARIO LUNES A JUEVES DE 8:AM A 7:PM
Y VIERNES DE 8:AM A 6:PM

Topes de hule para estacionamiento y reductores de velocidad vial • Topes de hule para estacionamiento y reductores de velocidad en la Ciudad de México y en toda la República.

Controlando las vibraciones

Maquinaria y construcciones

Control de Vibraciones            Seguramente te ha pasado que vas por allí caminando cerca de alguna construcción y de pronto siente que tiembla el piso, sigues y te das cuenta de que en la construcción alguien está utilizando un taladro gigante para abrir el suelo o que tal vez hay un tractor removiendo la tierra y preparando el suelo para poder seguir construyendo. Ese temblor que se siente son las vibraciones, algo así como las ondas secundarias del choque entre el aparato de la maquinaria que se esté utilizando y el elemento al cual se le está aplicando.

Para controlar esas vibraciones existe algo llamado como control de vibraciones, que puede ser un dispositivo nivelador del aparato como los vibro-niveladores de serie L, que se usan en aparatos como molinos, tornos, prensas, granuladores, máquinas troqueladoras, inyectores de plástico y hule, etc.

Otro tipo de control de vibraciones es un suelo especializado llamado Neocork (siempre y cuando la maquinaria que produzca la vibración no se aplique en el suelo, claro está).

Controlar las vibraciones es importantes porque estás no sólo molestan a quienes están pasando por la zona y las sienten (bien sean peatones o conductores en sus automóviles, lo cual además podría generar accidentes), sino que también afectan a los trabajadores que se encuentran operando el quipo de maquinaria que origina las vibraciones, disminuyendo así sus capacidades para el trabajo: el operador se cansará más rápido, prestará menos atención, trabajará más lento y la productividad de todo el proyecto se verá afectada.

Como bien puede saber cualquier ingeniero, empresario o persona que se dedique al área de la construcción, afectar la productividad del proyecto es algo grave no sólo porque te producirá más gastos (sueldo de los trabajadores, reposición de materiales que se puedan dañar por el clima, entre otros) sino que además se quedará mal ante el cliente del proyecto; por eso es adquirir un control de vibraciones es imprescindible para cualquier construcción grande.